Historia


La Asociación Altruista Es Refugi nace en Mallorca en febrero de 1992 con el objetivo de ofrecer atención asistencial, así como un hogar a las personas sin techo de la isla.


Durante los primeros años, Es Refugi desarrolla su actividad en un hostal situado en la calle Apuntadores de Palma de Mallorca y centra sus esfuerzos en el acogimiento de drogodependientes, proporcionándoles un lugar donde dormir y asearse. Asimismo, se les ofrece metadona, jeringuillas y preservativos con el objetivo prevenir determinadas enfermedades.


En 1994, gracias a las administraciones locales, Es Refugi inicia una nueva etapa con su traslado a Sa Placeta, donde continúa con su mismo compromiso: ofrecer un centro de acogida para drogadictos activos sin soporte familiar, donde puedieran satisfacer sus necesidades básicas. Unos años más tarde, Es Refugi es de nuevo trasladado al centro de acogida del Carrilano.


Posteriormente, en 1996, la Asociación Altruista Es Refugi cumple con un nuevo objetivo: la compra de la possessió Ca l’Ardiaca, situada en la periferia de Palma de Mallorca y muy bien comunicada.

Historia del Refugi

En 1999, la Entidad se traslada definitivamente a Ca l’Ardiaca y, fruto de la nueva realidad social, inicia la gestión de un centro de acogida para menores inmigrantes, hasta que éstos son atendidos por otros centros, gestionados directamente por los servicios sociales competentes. Paralelamente, el centro de Ca l’Ardiaca continúa albergando un centro de acogida para adultos.


En el año 2007, la Asociación Altruista Es Refugi finaliza una reforma en profundidad de Ca l’Ardiaca, que tiene como objetivo adaptar las dependencias a las normas de seguridad, sanitarias y para discapacitados, instalando rampas y escaleras de emergencia. Asimismo, se adaptan las instaciones para hombres y mujeres con sus aseos correspondientes por separado.


En 2009, el Govern Balear reconoce la labor social desempeñada por la Asociación Altruista Es Refugi y le otorga el Premio Ramon Llull, conjuntamente con Can Gazà y Zaqueo.


A continuación, en el año 2013, la Entidad decide ampliar su obra social y abre un comedor social en las mismas instalaciones de Ca l’Ardiaca II.


Actualmente, la Asociación Altruista Es Refugi trabaja con parados de larga duración, abrumados por el impago de las hipotecas, que han perdido el derecho a la prestación de desempleo y con ruptura de sus lazos familiares.